Un grupo de estudiantes del seminario junto a su profesor acaban de regresar recientemente de Manaus, Brasil, luego de completar un curso de inmersión cultural. El profesor de este curso, Rev. Joseph Ocasio, lideró el equipo para experimentar de primera mano el ministerio desde otro contexto cultural. La iglesia anfitriona fue la Iglesia Presbiteriana de Manaus, con un ministerio que llega a muchas personas indígenas que viven en el río Amazonas. 

Este ministerio ha plantado más de 125 iglesias, establecido tres barcos médicos y atienden a miles en sus campus en la ciudad de Manaus. Los estudiantes del WTS experimentaron la poderosa obra del Espíritu Santo mientras servían y ministraban en 8 aldeas durante un viaje médico de 5 días en bote. Muchos escucharon el mensaje del evangelio, algunos aceptaron a Jesús como su salvador y algunos se reconciliaron y volvieron a comprometer sus vidas con el Señor.

El equipo WTS predicó en 8 servicios, 8 escuelas bíblicas de vacaciones para niños, 4 reuniones ministeriales de mujeres, equipos de evangelismo y compartieron sus testimonios. La gente de Brasil les recibió con los brazos abiertos y les enseñó la importancia de que lo principal sea lo principal, y eso es proclamar a Jesús y las buenas nuevas para todos los que escuchan.

“Estamos tan aferrados a tratar de llegar a las masas, pero en realidad, simplemente estamos llamados a llegar a una persona a la vez, al igual que la historia del Pastor que dejó el 99 para ir a buscar a ese 1 que estaba perdido. Este viaje brasileño nos enseñó esa misma lección”, comparte el profesor Ocasio.

El pastor anfitrión, los traductores, los voluntarios médicos y el equipo reflejaron la gloria de Dios en su fidelidad para servir a los demás. “Creo que todos nuestros estudiantes y yo me incluyo, hemos regresado a Holland con un renovado sentido del llamado y una visión más clara de lo que el Señor desea que cada uno de nosotros haga”, concluye el Rev. Ocasio.